¿Es necesario que una asamblea sea tan larga?

¿Son necesarias las agotadoras asambleas? ¿Se podrán hacer más cortas?

Cuando se recibe la convocatoria a la asamblea ya se puede intuir a lo que nos vamos a enfrentar; reuniones que quitan todo un día, intervenciones largas, discusiones y el mismo círculo vicioso de dos horas por cada punto. 

¿Es necesario que una asamblea dure tanto? Más allá de un si o no, la respuesta más adecuada sería que una asamblea no debería durar más de tres horas, siempre teniendo en cuenta que sólo se tocan los temas que competen a la reunión, sin extenderse y respetando la palabra en cada intervención.

Como residente también es bueno ir preparado, por ejemplo: Tener leídos los documentos enviados en la convocatoria para saber qué se va a hablar, ser puntual a la hora de asistir a la reunión, ser conciso en las intervenciones y sobre todo no irse antes de terminar la reunión ya que esto puede ser un problema para las votaciones que se hagan. 

Otro actor que entra en juego y ahora es imprescindible es la tecnología, teniendo en cuenta la pandemia, las herramientas digitales se han vuelto un muy buen aliado en la realización de asambleas, permitiendo reuniones más concisas y con mejores recursos para hacer una asamblea exitosa.

Lo más importante a la hora de hacer una asamblea virtual es que cuentes con una herramienta que te evite la mayor cantidad de fricciones y percances. La mejor herramienta para esto es el módulo de asambleas de Wihom, que te permitirá asignar tiempos y turnos por intervención, controlar las votaciones en tiempo real y tener todo centralizado en un sólo lugar. 

Con Wihom tienes todo para hacer una asamblea exitosa sin gastar tanto tiempo, cotiza ahora y conoce más del módulo de asambleas.