¿Qué nos espera con el nuevo POT en Bogotá?

¿Qué nos espera con el nuevo POT en Bogotá?

Desde hace muchos años y gobiernos distritales se viene escuchando el término de POT, que a mucha gente le cuesta entender el porqué de este proyecto, en qué afecta a los bogotanos y mejor dicho, ¿Para qué sirve?

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT por sus siglas) es una guía u hoja de ruta en el urbanismo colombiano que funciona para planificar, delimitar e integrar a las ciudades y municipios de manera física, socioeconómica y medioambiental.

Los POT tienen una vigencia de 12 años o lo mismo que tres gobiernos que permitan desarrollar el proyecto. 

En el caso de Bogotá, el POT lleva 5 años de retraso, siendo el último decretado en 2004 con vencimiento en 2016. El proyecto actual, llamado ‘Bogotá Reverdece’ está planeado para ser ejecutado entre 2022 a 2035 y se ha estado formulando desde hace dos años.

¿Cuáles son los cambios que traerá el POT para la ciudad a partir de 2022?

  • Adiós a las localidades:

El nuevo POT acaba con el término de localidades y la ciudad se distribuirá en lo que serán llamadas UPL (Unidades de Planeamiento Local), que también absorberá lo que hoy son conocidas como UPZ (Unidades de Planeamiento Zonal) que son una subdivisión de barrios dentro de las localidades.

Las modificaciones estarán orientadas al peatón y empezará a incluir todo lo relacionado al Metro de Bogotá con sus cinco líneas, siete líneas de Transmicable, dos líneas del Tren de Cercanías y kilómetros adicionales de ciclorutas, corredores y espacios peatonales reverdecidos. 

  • Construcción de vivienda: 

Se estima que se construirán alrededor de 580.000 nuevas viviendas en la ciudad durante el periodo del nuevo POT (2022-2035) de las cuales aproximadamente el 56% están destinados a la viviendas VIS (Vivienda de Interés Social) y VIP (Vivienda de Interés Prioritario). 

  • Moteles ni lugares de entretenimiento para adultos en barrios residenciales: 

Dentro de las nuevas regulaciones al uso del suelo y actividades económicas, el POT establece que ningún motel o lugar de entretenimiento para adultos puede estar ubicado en un barrio residencial, ya que el fin de estos es ser un espacio de tranquilidad para quienes viven allí.

Por ahora, el plan inmediato son los debates que se darán durante los próximos tres meses en el Concejo de Bogotá para realizar los ajustes de este proyecto que definirá en muchos sentidos el futuro de la ciudad.

Si quieres leer más sobre el POT puedes hacer clic aquí

¿Quieres leer más contenido? Haz clic aquí